• Una verdadera compañera de camino, caracterizada desde mi opinión por una simplicidad, claridad y concisión que hace que "lo complicado" sea un paseo más hacia enfrentar, aprender, crecer, avanzar y aceptar. Del tipo de profesionales que a veces creemos que no existen: Implicada.

    Es complicado sentirte perdido en algún momento si vas con las dudas directas a Natalia, admiro enormemente su capacidad de orientar/mediar, ya no sólo en conflictos con terceros si no con las mismas controversias propias, mías. Desde mi vivencia siempre ha sido entrar a verla con la cabeza que no me da a más y salir con toda la convicción y seguridad del mundo, sabiendo cuál es el siguiente paso y/o cual no.

    Siempre estaremos super agradecidas por tu trabajo y paciencia con nosotras, es un regalo tener a una profesional como tu a disposición. Gracias!

    Nidia
  • A Natalia no la escogí yo pero, si lo hubiera hecho, seguro que hubiera sido la elegida para acompañarnos en el duro camino del divorcio.

    En la primera cita que tuvimos ya supe que era la persona adecuada, tanto por la calidad humana que transmitía como por su profesionalidad.

    Hay personas de las que aprendes cosas incluso en los momentos más duros de tu vida y de Natalia aprendí mucho. Dos de sus frases nunca las voy a olvidar: "Cada uno se divorcia de la misma manera que ha vivido" y "Si no resolvemos las cosas en su momento, estas vuelven a ti de la misma forma".

    Espero no tener que repetir la experiencia una segunda vez pero, si así fuera, no dudaría en escoger a Natalia para que mediara.

    Rosario
  • En primer lugar no sé si destacar su profesionalidad o su cercanía…

    Sin duda la primera impresión que me ofreció fue de cercanía, lo cual se tradujo en confianza ya desde la primera visita. Cuando inicias un proceso de separación no estás en tus mejores momentos. su estilo cercano y desenfadado me hizo conectar con ella reforzándome la confianza perdida.

    El proceso se me hizo  muy rápido, en apenas cuatro o cinco veces que nos vimos quedo totalmente claro que era la profesional que buscaba.

    El trámite judicial fue visto y no visto, siempre informado impecablemente por su parte y en continuo contacto, nunca me dio la sensación de desamparo legal.

    A fecha de hoy ya está todo en calma, la relación es mucho más tranquila y fluida con mi ex-mujer y mi hija es una niña maravillosamente feliz con sus padres. Sin duda Natalia sentó unas buenas bases para que eso fuese así.

    Ramon
  • Asuntos tan delicados como mi divorcio se llevan mejor si la persona encargada de guiarte, en este caso Natalia, es una profesional muy cercana y objetiva.

    Jorge
  • Hace un año inicié con Natalia el proceso de mediación de mi divorcio. Ya en la primera entrevista me infundió esperanza en el proceso doloroso y, tal vez complejo, que debía afrontar.

    Sobretodo me inspiró confianza: fue clara, precisa, cercana, no escatimó en explicaciones y dejó bien marcado el timing aproximado de todos los pasos a seguir.

    Tras unas primeras sesiones de cierta problemática, un "click" interior me hizo constatar que Natalia estaba allá para acompañarnos, dejarnos expresar, modelar malos entendidos, guiarnos y situarnos constantemente en nuestro lugar dentro del sistema familiar.

    Afirmo que es una gran profesional, pero diría que es una mejor compañera de viaje en el siempre peliagudo proceso personal y judicial que supone una separación.

     

    Joaquim
  • A pesar de la dureza del proceso; Natalia en todo momento me ha transmitido mucha calma y confianza. Su tono y su forma de escuchar y devolver invita a que las visitas se conviertan en algo mas que en "bufff, voy al abogado".

    Puedo decir que en muchas ocasiones he salido mas reforzado y consciente de todo el proceso personal que estoy haciendo. Muchas gracias.

    José Ángel
  • En todo proceso de divorcio, y más cuando hay hijos de por medio, se pasan momentos muy difíciles y a veces incontrolables por uno mismo en los que necesitas, sobretodo, orientación.

    En mi caso, Natalia fue una gran ayuda para mí y para mis hijas. La tranquilidad, el conocimiento, el asesoramiento y la confianza que creó en mí ayudó a fortalecer los vínculos emocionales con mis hijas en diferentes situaciones de conflicto.

    El día del juicio no se separó de mi lado en ningún momento dándome la fortaleza necesaria para afrontar lo que podía representar ese día para mí.

    Natalia me ha enseñado a valorar realmente las cosas necesarias e indispensables de la vida, muchisimas gracias!!!!

    Sonia
  • Encontré la confianza y la seguridad que necesitaba para construir las bases de nuestra nueva realidad.

    Encontré la posibilidad de traspasar una puerta dolorosa que me asustaba, con la calma de que una buena profesional velaba por mi, por mi hijo y por su padre.

    Una manera diferente, sensata, amorosa y profesional de cambiar nuestro formato de familia sin que nadie saliera herido, sino todos cuidados y bien orientados

    Raquel
  • Una espera no divorciarse nunca, pero cuando pasa lo mejor que te puede pasar es buscar un mediador/mediadora que ayude a la pareja en este díficil proceso. Para nosotros fue una suerte que nos recomendaran a Natalia, es como una terapia de separación, te ayuda a verlo de forma positiva y como una etapa más en la vida, sin dramatizaciones y buscando la solución siempre justa y equitativa para ambas partes.

    Nos ayudó a ponerle orden al caos y al miedo y evitó entrar en absurdas guerras que sólo perjudican a nuestros hijos.

    Mónica
  • El proceso, dependerá de cada caso, pero en el mío era muy muy oscuro, plagado de incertidumbre y no saber. Conocer a Natalia,  lleno mi camino de luz. Normalizar este proceso y empatizar con lo que estas pasando, con esta seguridad que transmite, la verdad es que no tiene precio. Un verdadero placer que estuviera a nuestro lado.

    Gemma